¡ADIÓS, T R I S T E Z A!

Recupera tu BUENA CARA con la BELLEZA EMOCIONAL

Súmate a la botánica de siempre que apunta directamente al corazón!!!!

Flores de Bach

El Bach que da nombre a estas flores no es el conocido compositor. El nombre de estos preparados viene del doctor Edward Bach, un médico y homeópata inglés que entre 1928 y 1932 desarrolló las primeras versiones de estos preparados y convirtió esta terapia de flores en una modalidad terapéutica.

Para Bach, toda enfermedad tiene como origen las emociones de la persona por lo que, para poder curar una dolencia física, primero hay que corregir los desequilibrios emocionales. Según esta filosofía, las distintas emulsiones de plantas emiten una serie de vibraciones que pueden alterar la energía interna de las personas y, así, reequilibrar las emociones hasta devolverlas a la armonía.Todo el tratamiento con flores de Bach se basa en la idea de que al solucionar las afecciones emocionales los problemas de salud se resolverán más eficazmente.

Las flores están clasificadas, a su vez, según los tipos de emociones sobre las que tienen efectos tratando:

  • El temor
  • La incertidumbre
  • La falta de interés en el presente             
  • La soledad
  • La hipersensibilidad                                                    
  • El abatimiento y la desesperación
  • El exceso de preocupación por la gente que nos rodea

Terapia natural basada en esencias obtenidas de la maceración de 38 plantas que pueden ayudar a gestionar estados anímicos. “Se toman en forma de gotitas y no tienen contraindicaciones, pero lo ideal es consultar con un especialista en esta disciplina con anterioridad”.

 

     

¡ADIÓS,  TRISTEZA!

GENTIAN, Es la flor contra el desaliento y el desánimo, cuando las cosas no salen bien. Actúa en los casos en los que la amargura es consecuencia de un hecho concreto.

MUSTARD, Combate la melancolía y la depresión endógenas, las que aparecen sin una razón aparente, Resulta ideal para personas que, por mucho que reciban “inputs” positivos, siempre ven todo muy negro.

OLIVE, Sirve para tratar el agotamiento físico y mental después de cualquier esfuerzo o bien tras una enfermedad muy larga o una temporada de trabajo y sufrimiento intensos. Idónea para cuándo te falla la energía.

HOLLY, La ira y el enojo se neutralizan con ellas si han sido provocados específicamente por sospechas, odios, envidias o celos y si van acompañados por unos sentimientos y actos negativos y agresivos.

BEECH, Perfecta para las personas intolerantes con los demás porque no son como ellos o no hacen las cosas igual y que sufren arrebatos de irritabilidad.

IMPATIENS, Su nombre ya lo sugiere: se dirige a las personas impacientes, a las que viven deprisa y se encienden cuando alguien más metódico retrasa sus planes, suelen trabajar en la medida de lo posible solas, van aceleradas y piensan que los demás son más lentos que ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 3 =