Días de descanso junto al mar…

Desde las Doradas Playas de Huelva a las arenas blancas de Cádiz pasando por las maravillosas calitas de Málaga hasta las aguas transparentes y paradisíacas de Almería; cada una tiene su encanto y no tienen nada que ver la costa de Málaga con la almeriense ni la gaditana con la onubense.

Las playas de Huelva, podemos destacar la playa de Mazagón junto al parque de Doñana, todo el relax necesario para descansar en familia y disfrutar de esos atardeceres a caballo, experiencias inolvidables.

Y de Huelva pasamos a la costa de Granada, las cuales se caracterizan por su microclima y sus playas de aguas transparentes, destacar la playa de la Herradura y la playa de Calahonda.

Almería con sus playas vírgenes como la de cabo de gata, sus calitas tienen un encanto especial, sus aguas cristalinas y arenas finas hablan por si solas.
Destacar la playa de los muertos y playa de los Genovenses.

Málaga, de Nerja al encanto de las playas de Marbella.

Cádiz, de arenas blancas y el turquesa de sus aguas, como la playa de Bolonia, playa de Conil, playas de Tarifa, playa de los Lances o las limpias aguas de Zahara de los atunes, son playa que tienen magia y encanto de distintos atardeceres pero que son espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =