Noche de cócteles

¡Por fin es viernes! Hoy te proponemos un plan diferente para ti y tus amigos.

¡Noche de cócteles en casa! Te traemos tres recetas fáciles para que salgáis de los típicos Gin tonic y probéis bebidas nuevas, que estamos seguras de que os van a encantar

Granizado de vermut

El vermut es ideal para sorprender a tus invitados en los aperitivos ¿Sabes cómo prepararlo?

Ingredientes (por consumición): 1 vaso de vermut negro, media cucharada de azúcar, 2 aceitunas rellenas y hielo.

Elaboración: Añadimos el vermut, el azúcar y el hielo (unos dos o tres cubitos grandes) en la batidora y mezclamos bien para obtener un granizado, incrementando la velocidad manualmente hasta lograr la textura deseada. Lo servimos en los vasos y ponemos una banderilla con las aceitunas rellenas. Servimos muy frío.

Margarita de fresa

Los margarita siempre son un triunfo en todas las fiestas, pero si preferís rebajar un poco el sabor podéis hacerlos de fresa, están riquísimos.

Ingredientes (por consumición): 6 o 7 fresas, 30 ml de tequila añejo, 15 ml de licor de naranja (tipo Cointreau), 15 ml de azúcar de caña líquido, media cucharada de sal, hielo y limón.

Elaboración: Preparamos las fresas limpiándolas y retirando la parte verde. Después las congelamos durante 2 horas (podemos usarlas directamente congeladas si no es temporada de fresas). Cuando tengamos las fresas congeladas, las ponemos directamente en la batidora  con unos 3 cubitos de hielo grandes y lo trituramos todo a velocidad media. Después añadimos los dos licores (tequila y Cointreau) y el azúcar de caña y mezclamos. Servimos muy frío

Sorbete de piña al cava

 Si habéis quedado para cenar y quieres sorprenderlos con una copa después de la cena, el cava es un gran digestivo y si ya lo combinas con piña conseguirás sorprender a todos tus amigos.

Ingredientes (para dos consumiciones): 150 gr de piña natural, 50 gr de agua, 40 gr de azúcar, 40 o 50 ml de cava.

Elaboración: limpiamos y cortamos en dados la piña (preferiblemente natural). Lo metemos en un recipiente y lo congelamos durante al menos 12 horas.

Ponemos el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio para hacer un almíbar. Lo retiramos cuando arranque a hervir. Lo dejamos en el frigorífico para que se enfríe.

Cuando tengamos la piña congelada, la sacamos y la ponemos en la batidora de vaso. Agregamos el almíbar y el cava. Trituramos todo a velocidad media hasta obtener un granizado homogéneo. Servimos inmediatamente.

¡Esperamos que disfrutéis de una gran noche!

 

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 2 =