Nuestra querida LOLA FLORES


Lola Flores, nació el 21 de enero de 1923 en Jerez de la Frontera, Cádiz.
Se crió en el seno de una familia humilde. Su padre, Pedro Flores y su madre, Rosario Ruiz, compraron un pequeño bar, en Jerez. La pequeña Lola nace en un ambiente de fiesta y cante

Con sólo diez años ya cantaba por los bares de Jerez y en el año 1940 convenció a su padre para que vendiera el bar que regentaba y marchar toda la familia a Madrid.

Contrajo matrimonio con el guitarrista, creador de la rumba catalana, Antonio González, “el Pescailla”, en 1957. Se casaron en el monasterio del Escorial. Fruto de esta unión nacieron sus tres hijos: Lolita, Antonioy Rosario; los tres dedicados al mundo del arte.
fue una artista capaz de transmitir un sentimiento especial en sus interpretaciones, lo cual la convirtió en un ícono del espectáculo tradicional de su país. De igual manera, consiguió ser embajadora del flamenco en Latinoamérica, Estados Unidos y muchas ciudades de Europa. Gracias a su talento innato, pudo además, ser reconocida con diversos homenajes antes y después de su muerte.
La Faraona fue una figura que representaba la espontaneidad a la hora de transmitir .

Su estilo era único, personal, irrepetible. Ese pellizco, ese duende, esa manera de mover los brazos, esa forma de interpretar no se podrán enseñar nunca en ninguna escuela de arte. Le venía de cuna.

Había mejores bailaoras que ella. Y mejores en el cante. Pero Lola era Lola y difícilmente se la pudo definir mejor que como hizo el periódico The New York Times en la previa de su primera actuación en Estados Unidos allá por 1953: “No canta, no baila… no se la pierdan”.

 

Ya una profesora que tuvo en su breve paso por un colegio en Sevilla le dijo a su madre: “Señora, su hija tiene un estilo propio: canta y baila sin necesidad de seguir unas enseñanzas”.

Se estrenó en el cine y grabó su primer disco con su tema más popular: Lerele. recibio clases en la academia del maestro Quiroga. Junto a Manolo Caracol llevó por España la obra musical “Zambra”
Lola Flores empezó a ser llamada “La Faraona”, en el año 1955 cuando se estrenó esta película. También se la conocería como “Lola de España”.

¿Sabes por qué yo estoy tan guapa? Porque el brillo de los ojos no se opera.

LOLA FLORES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + dieciocho =