UN SUEÑO DE NAVIDAD, AUSTRIA

Austria está ubicada en el corazón de Europa y limita con Alemania, la República Checa,
Eslovenia, Italia, Suiza y Liechtenstein, Los orígenes de la actual Austria se remontan a la Dinastía de los Habsburgo. Nueve lugares de ensueño han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y , en esta ruta descubrirá siete de ellos.
Las vacaciones en Austria son sinónimo de experiencias inolvidables en lugares únicos.
Es un pequeño país repleto de sorpresas culturales, con una naturaleza impactante y en su
estancia disfrutará de la gran hospitalidad de sus gentes.
En Austria la música se respira en el aire. La oferta de música clásica es infinita y nada más excitante que seguir las huellas de grandes compositores de fama mundial como su hijo pródigo Mozart, y Johann Strauss el rey del Vals.  ¿Quién no ha soñado alguna vez en acudir al legendario Concierto de Año Nuevo en el edificio del Musikverein con la Filarmónica de Viena en su imposante sala dorada?  Nada mejor que asistir a alguno de los mejores eventos en
Austria – música, fiestas, tradiciones, exposiciones para conocer y vivir más de cerca el país y como no disfrutar de sus mercadillos de Navidad…

     

Los Alpes austríacos, con cimas de hasta más de 3.000 metros , son el paraíso ideal para
aquellos que desean practicar el senderismo, el esquí, o simplemente disfrutar de las vistas panorámicas tomando un teleférico de montaña. Las cascadas de Krimml, las más altas de Europa, y las cuevas de hielo de Werfen, las más grandes del mundo, ambas en la región del Salzburgerland, son reflejo de las maravillas de la naturaleza.

El Adviento en Austria está marcado por la alegría y colorido de sus Mercados de Navidad,
y, curiosamente fueron dos ciudadanos austriacos los que compusieron para nosotros uno de los villancicos más bellos y conocidos del mundo, ‘Noche de Paz’ (Stille Nacht) :

               

Su capital Viena está muy bien conectada en tren con Europa, y dos de sus ciudades más
atractivas, Salzburgo e Innsbruck se encuentran a sólo pocas horas de Munich en Alemania.
Viena es sin duda una de las capitales europeas con más encanto, siendo elegida por cuarta
vez consecutiva
como la ciudad del mundo
con mejor calidad de vida. La capital imperial,
elegante y acogedora, se goza de tener grandes áreas verdes como sus bellísimos parques
alrededor del anillo con estatuas de grandes músicos, el Prater, con su Noria Gigante, y los
Bosques de Viena, el Palacio de Schönbrunn de estilo barroco (tome el metro U-4),
Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde Mozart a sus cinco años tocó para la
Emperatriz Maria Theresia. Su extraordinario parque imperial alberga el zoo más antiguo del
mundo y sin perder el  subir a la glorieta para disfrutar de unas grandes vistas.
La mayoría de los edificios de interés se encuentran en su casco histórico, Patrimonio de la
Humanidad por la UNESCO, donde destaca su catedral gótica Stephansdom (donde se casó
Mozart), el Palacio Imperial ‘Hofburg’ , la iglesia Kapuzinerkirche donde está enterrada la
familia imperial de los Habsburgo, sus calles peatonales Kärtnerstrasse, Graben, y múltiples
de callejuelas estrechas y plazas escondidas. Los majestuosos edificios del anillo – Opera,
Parlamento, Ayuntamiento, Burgtheater – fueron construidos en la época de su Emperador
Franscisco José I.

 

Viena es la ciudad de la música por excelencia.

¿Enamorarse de Viena? El beso más famoso del mundo lo encuentras en el Palacio de
Belvedere, edificio superior, donde se encuentra la mayor colección de Gustav Klimt. Desde
su balcón de arriba Austria se proclamó libre tras la 2° Guerra Mundial. La arquitectura
moderna del ‘Jugendstil’ se refleja en los edificios de Otto Wagner y Hundertwasser.
Viena cuenta con grandes pinacotecas como el museo Kunsthistorisches Museum, y el de
Leopold, y, en la Albertina podrá disfrutar de grandes exposiciones modernas. Siga las
huellas de Sisi en el museo del Hofburg, o las de Sigmund Freud en su praxis de la
Berggasse.

El confortable tren ‘Railjet’, parte de la estación de Westbahnhof, y le lleva en sólo 2h22m a la capital de la región de Salzburgo. A su llegada no deje de comprar en la oficina de turismo
al lado de la estación la tarjeta ‘Salzburg Card’ para 48 horas, la cual incluye gratuitamente
el transporte y la entrada a las atracciones turísticas.
Salzburgo es una de las ciudades con más magia en Europa. La ciudad barroca rodeada de
montañas, cuyo casco antiguo es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es la ciudad
natal de Mozart
y del gran director Herbert von Karajan,y, la película Sonrisas y Lágrimas se
filmó aquí y en sus alrededores
. Gracias a su río Salzach podemos disfrutar de maravillosas
vistas desde diversos lugares de la ciudad.
La fortaleza Hohensalzburg se alza majestuosamente sobre el monte Mönschberg, siendo
el castillo más grande y mejor conservado en Europa central.

 

Su mercado más atractivo se encuentra en la Plaza de la Universidad, donde podrá degustar
productos de la región como el ‘Kaspressknödel* (albóndiga con migas de pan rellena de
queso) o alguno de sus deliciosos quesos. A través de un pasadizo llegará a la
Getreidegasse, la calle con más carácter donde nació Mozart, a lo largo de la cual
encontrará bellos patios interiores. Piérdase por sus bellas callejuelas como la Judengasse,
Goldgasse, Steingasse y sus grandes plazas como la de Mozart, Alter Markt y de la
Residencia. Le sorprenderá el cementerio de San Pedro, quizás uno de los más hermosos
de Austria y seguro que le atraerá esa estatua dulce de mujer delante de las catacumbas.
Para los golosos, es obligatorio probar el postre más famoso de la ciudad, el ‘Salzburger
Nockerl’ (un suflé espumoso), y no se podrá resistir a la repostería de la tradicional cafetería
Tomaselli. Para finalizar la velada podrá asistir a una de las representaciones con música
clásica en el conocido y carismático teatro de marionetas. Al caer la noche la ciudad
iluminada se nos presenta con una gran belleza.

Salzburgo es por excelencia la ciudad austríaca de la cerveza, y le recomendamos la visita
de la fábrica Stieglbräu. En la ciudad encontrará muchas cervecerías que ofrecen su propia
cerveza, con bellos jardines para comer en un ambiente desenfadado y divertida la
ruta moderna de esculturas gigantes que forman parte de la ciudad. Una de las más
espectaculares es la de la esfera dorada en la plaza Kapitelplatz. Al otro lado del río,
tomando la Linzerstrasse, llegamos a través de un pasadizo al Monte de los Capuchinos
donde se encuentra la casa del escritor austríaco Stefan Zweig.

 

 

Nos enamoró el tren de Salzburgo (1 h,50m) a Innsbruck, la capital del Tirol. Se
recomienda comprar la Innsbruck Card para 48 horas, la cual ofrece gratuitamente el
transporte público en la ciudad y a algunas cercanías, la entrada a atracciones turísticas y la
subida a varios teleféricos de montaña.

 

Esta bella ciudad alpina con su casco antiguo medieval está enclavada en las montañas de
Nordkette
, imagen más representativa de la ciudad. La estación Hungerburgbahn es uno
de los ejemplos más majestuosos de la arquitectura moderna. Un tren de cremallera y un
gran funicular le llevan a un paraiso donde disfrutar de las vistas de la ciudad. Y, un último
teleférico le lleva a un paisaje alpino de más de 2.000 metros de altura.


El Emperador Maximiliano I, conocido como el último caballero, y Emperador del Sacro
Imperio Romano ha dado su sello especial a la ciudad: el tejadito de Oro, el palacio imperial
y la iglesia imperial Hofkirche donde se encuentra su mausoleo, rodeado 28 estatuas
gigantes de bronce
. Él ordenó su construcción en vida aunque no está enterrado aquí. En el
mismo edificio de la iglesia tiene un bello museo que le acerca a la cultura tirolesa.
Podréis degustar las especialidades de la región, como el Schlutzkrapfen (empanadillas
rellenas de queso o espinaca), Käsespätzle (pasta mezclada con cebolla y queso) y Tiroler
Gröstl (sarten con patatas, carne y verdura) en uno de los típicos restaurantes, el ‘Tiroler
Wirsthaus’, por la noche es simpatiquísimo ver los  espectáculos de folklore tirolés
con cantos tiroleses como el “Jodel” y bailes típicos como el zapateado tirolés
“Schuhplatteln”.

                   

Enamoradas de INNSBRUCK sus mercadillos y todo lo que en ellos encuentras…

 

                                                     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + dos =